Las Marionetas de Don TV.

Publicado el jueves 01 septiembre 2011

Don TV es un señor muy poderoso en el mundo de las comunicaciones. Tiene sus empresas y para él trabaja mucha gente, pero él es avaro y ansía poder.

En sus empresas como en otras empresas, trabajan diferentes tipos de gente. Hay la gente corriente que hace labores administrativas, de redacción, etc. y hay las que salen en cámara. Pero la cámara es muy traicionera y tiene una manera distinta de medir la calidad del trabajo.

Se podría decir que delante de la cámara hay gente seria y luego están las gentes que más le gustan a Don TV, las marionetas.

Las marionetas de Don TV, suelen tener una vida muy corta, es como si Don TV las exprimiera para luego tirarlas a la basura del olvido.

Algunas marionetas en su afán de volver a la palestra televisiva, venden su alma al diablo, entregan su vida por fascículos al espectador, ese espectador aburrido y ávido de morbo y así pasan los días, los meses, algunos años, tirando del teto morboso.

Mientras firman autógrafos todo va bien, luego a muchas de esas marionetas se las ve pidiendo limosna por la calle, con unos arrapos como vestimenta.

La princesa del pueblo es la que más le está durando, pero ahora le viene pisando los talones de una manera muy fuerte R. Benito, una concursante  y ganadora de un reality Show a la que están exprimiendo de una manera brutal. Como pago a su fama han salido a la palestra cuernos del marido, una supuesta relación de ella con otro concursante de dicho concurso. El caso es vender morbo y eso Don TV lo hace muy pero que muy bien.

Los otros participantes del circo de las marionetas  de Don TV, están así, con su saber hacer, levantando calumnias, tirando de hilos desconocidos con tal de que la gallina de los huevos de oro siga poniendo y ellos puedan continuar en el plato de la vida rosa.

¿Y qué futuro les queda a las marionetas? Esas que por cobrar sus buenos cheques de Don TV vendieron su alma, su intimidad, permitieron que las sometiesen a esos tercer grado, a una caja de no sé  qué e incluso a un polígrafo del que todo el mundo, incluso ellos dudan de su eficacia, pero vende.

Las marionetas de Don TV son así, mientras les llega su buen dinero y la vida le sonríe, no les importa el precio que tienen que pagar, y si les importa, no pueden hacer nada, han entrado en esa vorágine mercantil.

Incluso cada día en el casting de las marionetas hay miles y miles de aspirantes que luchan por ese momento de gloria.

R. Benito cobro su buen dinerito y ahora Don TV se siente con el derecho de exprimirla, de sacar de ella lo que se le antoje, sea lo que sea. Su marido también ha cobrado de Don TV su buen dinerito por ir a plató y sucede más de lo mismo, Don TV le echa sus perros adiestrados para tal menester. Lo de menos es lo que salga a la luz, en unos días la gente, el público de la calle se olvidará  de todo y ellos quedan con los bolsillos llenos. Al final se trata de ganar pasta a costa de la audiencia. Bendita audiencia. Pero ¿Dónde está la ética? Seguimos en la selva del todo vale.

Pan para hoy, hambre para mañana, pero ese pan está muy caro

 

I.L.S.






Enviar un comentario

nombre:
correo electrónico:
url:
Su comentario:

sintaxis html: deshabilitado